Header Ads

Libertad a los presos políticos

Por: Andrea Ixchíu
El gobierno tiene un solo principio de autoridad: la garantía de la conducta impune.

Una de sus estrategias es la censura a medios informativos: hay intimidaciones y amenazas, persecución penal contra directores de medios, criminalización contra radios comunitarias; policías que decomisan cámaras que registran la represión, alcaldes municipales que agreden periodistas.

Ahora las víctimas reaparecen, sin voz y casi sin imagen, como los culpables de todo; quienes defienden la soberanía nacional de la invasión extranjera que depreda la naturaleza viven entre tensiones y sobresaltos y a los medios de comunicación no se les permite hablar de esto.

La captura de líderes comunitarios demuestra que la gente honesta es amenaza para los negocios de algunos empresarios sin escrúpulos, quienes no escatiman esfuerzos para criminalizar a quien los incomoda.

La lucha democrática que incluye como punto central la defensa de la vida termina invariablemente con el registro de nuevos presos políticos. La Policía detiene con abuso a los líderes comunitarios, los agentes del Ministerio Público y los jueces inventan cargos y pruebas, emiten sentencias aberrantes, esto es retorcer el Estado de Derecho.

Exijo la libertad de los presos políticos Rigoberto Juárez, Domingo Baltazar, Francisco Juan, Arturo Pablo, Adalberto Villatoro. Gritar “Únete Pueblo” ya es inútil, mejor digo “Únete Élite”, porque estos que gobiernan y los que nos quieren gobernar no verán diferencias a la hora de reprimir a cualquiera que se oponga a su ambición desmedida de poder. Todos somos vulnerables y podemos correr la misma suerte.

Columna “La Cerbatana” publicada en El Periódico. Lunes 30 de enero de 2015.

No hay comentarios.

Deja un comentario aquí

Con tecnología de Blogger.