Header Ads

LA SAL NEGRA DE SAN MATEO IXTATAN

LA SAL IXTATECA

Fuente de sustento y de espiritualidad

San Mateo Ixtatán. Desde hace más de 300 años, los yacimientos de agua salada son considerados sagrados por los lugareños.

De los cuatro que existían solo quedan dos, uno comunal y otro privado. El resto desapareció soterrado por el descuido de las autoridades a cargo.

A diario, alrededor de 100 personas llegan al nacimiento comunal, que está a cinco kilómetros de la cabecera municipal. Ahí se observan a las mujeres con sus tinajas de colores sobre la cabeza, quienes hacen fila para comprar su porción de agua salada a 50 centavos.

El líquido es puesto al fuego en cazos de barro. Tras un tiempo de ebullición este comienza a solidificarse, hasta convertirse en unas ocho libras de sal.

Las piedras son llevadas en costales hasta el mercado, donde son vendidas por libra a Q1.

El pozo comunal es muy concurrido no solo por quienes subsisten de este, sino por turistas. Mientras que el privado, que está a media cuadra, es visitado por los ancianos rezadores.

Ellos piden porque estos lugares sagrados no desaparezcan y siempre provean el sustento de los pobladores.




No hay comentarios.

Deja un comentario aquí

Con tecnología de Blogger.
Sitio trabajado por